Conecta con nosotros

Estudian en Totana analizar el ADN de las “cacas” de perro para multar a propietarios

Totana

Estudian en Totana analizar el ADN de las “cacas” de perro para multar a propietarios

caca totana

Ésta es una iniciativa de la Concejalía de Protección Animal y se debe, en parte, al gran número de quejas de los vecinos de distintas zonas y barrios de Totana por este asunto.

Ahora el Ayuntamiento está estudiando la posible implantación de este método, que sería algo tan simple como obtener el ADN de los perros junto con la vacunación obligatoria, analizar las heces y detectar al animal y de este modo al dueño, que pagará la multa y el análisis del ADN.

Hace tiempo que esta misma medida se viene llevando a cabo en otros municipios españoles para atajar la lucha contra estos actos incívicos y se desarrolla con muy buenos resultados.

De este modo, las mascotas del término municipal podrán estar identificadas a través de su huella genética en una base de datos para que en caso de no cumplir con la normativa, identificar al dueño, quien también estará registrado en el listado con sus datos personales para establecer la pertinente sanción.




El Consistorio totanero, a través de la Policía Local, viene intensificando desde comienzos de este verano la vigilancia del cumplimiento de las ordenanzas de tenencia de animales de compañía y de higiene urbana en esta materia.

Desde principios de junio, agentes de la Policía Local uniformados y de paisano, han intensificado la vigilancia en las zonas en las que los vecinos de Totana sacan a pasear a sus animales, sobre todo perros.

Las ordenanzas especifican que dichos animales deben tener su cartilla sanitaria al día (vacunas), disponer del correspondiente microchip, e ir amarrados con correa, cuando pasean por  la vía pública. Además, si es peligroso, debe disponer de un bozal.

Asimismo, se recuerda que se puede sancionar con multas de 600 euros por “no impedir a los animales domésticos de los que  sea propietario, que hagan sus deyecciones en la vía pública, o no recoger las mismas”.

Ya se ha advertido verbalmente a los dueños de animales a los que se ha observado incumpliendo la normativa, para pasar, en esta segunda fase, a realizar la apertura de los expedientes sancionadores oportunos.

El Ayuntamiento ha iniciado recientemente los contactos oportunos con una empresa especializada, para poner en marcha en Totana el control de dichas conductas tomando muestras de ADN, como ya está sucediendo en varios municipios de España.

Una vez identificado el animal que ha realizado su deposición en la vía pública y no ha sido recogida por su dueño, además de la multa pecuniaria, el responsable del animal paga los gastos de dicho análisis, que superan los 1.500 euros en algunos casos.




Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Más de Totana

To Top