Conecta con nosotros

«Lorca debe valorarse más históricamente y como ciudad»

REDACCIÓN: ANA BELÉN MIÑARRO. PERIÓDICO EL LORQUINO.

Entrevistas

«Lorca debe valorarse más históricamente y como ciudad»

Miguel Ángel Vera Díaz, presidente de la Asociación Juvenil de San Clemente:   “ Dentro de 50 años, las fiestas de San Clemente tendrán una potencia descomunal entre los lorquinos. Mi propuesta es la paciencia”

A pesar de su juventud,  Miguel Ángel Díaz Vera,  supura “lorquinismo” en cada palabra de su discurso; amante de la ciudad del Sol, de su idiosincrasia , su cultura y su Historia, el nuevo presidente de la Asociación Juvenil de San Clemente, ya inmerso en el frenesí de los preparativos de estos días previos a la fiesta del Patrón de Lorca, reivindica el valor de estas fiestas para  tomar conciencia del valor histórico y cultural de nuestra tierra, y aboga por convertirla por convertirla, sin prisa pero sin pausa, en uno de los principales puntales festivos y turísticos  de nuestra ciudad.

Cuéntanos un poco más sobre la asociación de jóvenes de San Clemente ¿qué actividades se  llevan a cabo en la asociación? ¿Cuántas personas lo forman?



Llevamos a cabo cualquier actividad social o cultural, ya sea por petición de la Federación o por propia iniciativa, que también necesita aprobación de la Junta de Gobierno de la Federación. Por ejemplo, hacemos la Noche de los Museos en la Muralla de La Merced desde hace ya unos años, asumimos la jornada de puertas en el mismo lugar, que es un acto programado dentro de las fiestas, participamos desde hace un par de años en la Cabalgata de Reyes Magos acompañando al Rey Baltasar en su carroza, nos vestimos para posar durante el Maratón Fotográfico de La Verdad, que es otro acto programado de las fiestas, y damos un reconocimiento, el «Regni Clavis Juvenil», durante el Pregón de las fiestas a quien ha podido ayudarnos o haya hecho algo significativo por nosotros y somos miembros activos de las actividades que organiza el Consejo de la Juventud de Lorca. Actualmente la Asociación Juvenil San Clemente la conforman unos 25 jóvenes entre 14 y 30 años.

¿Cómo animarías a los jóvenes lorquinos a formar parte de esta asociación?

La verdad es que nos lo pasamos bien con lo que hacemos, pese al esfuerzo. Pero la recompensa es su disfrute y el orgullo de sacar algo adelante. Tenemos buen ambiente entre nosotros, se conoce gente nueva y se aprende historia de una manera más divertida y coloquial y no tan machacada como en el instituto. Y, además, es nuestra historia. Un ciudadano que conoce la historia de su propia ciudad es un ciudadano culto que sabe donde vive. Y un chico o una chica jóvenes que conocen la historia de su propia ciudad es alguien que mama lorquinismo desde bien pequeño, y eso es motivo de orgullo. Le animo a quien esté interesado, que nos contacte por Facebook o mediante un correo a ajsanclemente@gmail.com. Inmediatamente le metemos en el grupo de Whatsapp de la asociación juvenil, donde somos unos 25, y si está animado y con ganas puede ir ya mismo a los actos, conocernos y perder la vergüenza.

¿Cuáles son las funciones y responsabilidades  de tu cargo?

Mis funciones son las de hablar, cuando tengo que hacerlo, en nombre de todos los jóvenes de 14 a 30 años que conforman la asociación juvenil, transmitirles cualquier novedad relacionada con nosotros en nuestras propias reuniones que pueda haberse dicho en las reuniones de la Junta de Gobierno, o gestionar, si está en mi mano, cualquier asunto sobre la asociación juvenil. Mis responsabilidades van más allá, como es responder por ellos ante cualquier situación.

Suponemos que estos últimos días antes de la festividad serán frenéticos ¿cómo están siendo los preparativos? ¿Cómo se están viviendo estos últimos días?

Para serte sincero, confieso aquí y ahora que los grupos de Whatsapp me agobian muchísimo. Y estos días los grupos involucrados están ardiendo como la Corredera en agosto. Así que puedes imaginarte. Tienes que ir a este sitio, tienes que ver esto, tienes que hablar con aquel para otra cosa, solucionar un problema, ayudar a otro con el suyo. Y luego, si queda tiempo, comes, duermes y estudias, no necesariamente en ese orden (risas). A día de hoy está todo prácticamente finiquitado para que eche a rodar.

¿Alguna novedad significativa para este año? ¿Cómo será el programa?

Respecto a la asociación juvenil, nuestra principal novedad es que la distinción que otorgamos, el Regni Clavis Juvenil, está destinada a un conocido miembro de la Federación que ha estado ahí siempre que la asociación juvenil le ha pedido ayuda. Se lo merece, y como parece que ya se conoce su identidad, la asociación juvenil le desea una pronta recuperación de sus convalecencias.                                                                                                                                                                                                             Otra de nuestras grandes novedades de este año es que hemos conseguido buscarnos fructuosamente el exponente que va a presentar la conferencia sobre el papel de la mujer en la Edad Media, que tendrá lugar en el Aula Cultural de Cajamurcia el martes 20 a las 19 horas, con entrada libre y gratuita para todos los públicos. Colaboran la Concejalía de Igualdad, la Federación de Mujeres y el Consejo de la Juventud de Lorca. El exponente es todo un Catedrático de Historia y un conocido profesor en toda Lorca que da clase en el IES Fco Ros Giner. Hablo de D. Jesús María Ramírez Álvarez, y tengo que decir que hay una ardua pelea en saber quién está más emocionado, si él de tener el orgullo de darla, o nosotros de tener el privilegio de habérselo propuesto.

Por último, una novedad más de este año es que, como asociación juvenil, tendremos nuestra primera visita a algún que otro colegio para que los niños nos conozcan. Aunque no está en el programa, será el jueves 22, sin poderte adelantar más detalles.

¿Crees que los lorquinos son conscientes del rico legado histórico y cultural de nuestra ciudad?

Creo que es mucho más importante que los lorquinos sepan por qué desconocen su propia historia, antes que conocer el simple hecho de ser conscientes de que la tenemos. Una propia, rica, extensa y variada, por cierto. Y siendo nuestra no nos la pueden arrebatar. En el por qué está la razón de si somos conscientes o no. Y en la influencia de otros, también. Y en el saber vendernos y darnos cuenta de lo que tenemos, también. Y en fijarnos cómo en lugares cercanos se venden más teniendo menos, también. Y en reflexionar sobre por qué ocurre eso, también. Y, sobre todo, en valorarnos más históricamente y como ciudad. Muchísimo más. Eso también es nuestra historia. El que me lea y me entienda sabe por dónde voy.

¿Cómo describirías las fiestas de San Clemente?

Las describiría como unas fiestas muy solemnes en honor a uno de los Padres apostólicos que merece toda una devoción, como lo es un Papa (el IV de la Historia de Roma) que se convirtió en mártir y en Santo. Tiene actividades culturales muy interesantes, momentos de devoción y momentos para disfrutar con la familia si lo estás viendo desde fuera y vivirlos con alegría y orgullo si lo vives desde dentro. Merece mucho la pena vivir unas fiestas patronales. Vivir las de San Clemente es una manera muy bonita de sentirse lorquino.

¿Cuál es la parte o el acto favorito de esta celebración?

Bueno, está claro que cada acto tiene su propio encanto. El pregón es el acto más institucional, el desfile es el más espectacular, la noche de vela con el rebaño de ovejas es el más curioso, el día de San Clemente en el castillo es el más divertido y la procesión es el más solemne. Como ves, para mí cada uno tiene su propia definición. Si tuviera que quedarme con uno elegiría el tramo de la procesión por la Calle Álamo, pasando entre los puestos del mercado medieval.

¿Crees que esta fiesta no tiene el suficiente arraigo todavía entre la juventud lorquina, como sí lo tiene la Semana Santa o la Feria grande?

Creo que cada fiesta que has nombrado tiene su particularidad y hay que situarlas en su contexto. La Feria grande tiene la particularidad de contar con chiringuitos, atracciones y música, algo que llama a niños,  que arrastra a sus padres y llama a los jóvenes, que estamos en edad de disfrutar y de salir con los amigos a esta clase de sitios. La Semana Santa es un crucero tan grande que va solo sin necesidad de que haya nadie a los mandos, y se lleva celebrando desde el Siglo XIX. En cambio, la festividad de San Clemente tal y como la conocemos hoy en día, cumplió en 2016 treinta años de historia. Ninguna es comparable si las situamos en sus correspondientes contextos. Pero sí, es cierto que la Feria y la Semana Santa llaman muchísimo más a la juventud que San Clemente. Yo creo que San Clemente tiene un punto solemne y festivo totalmente diferente. Encontrar el equilibrio entre «devoción» y «diversión» es un reto mayúsculo si queremos incorporar de lleno a los jóvenes tal y como lo hacen las otras dos, aunque reconozco que no es fácil. Para la Semana Santa lo sería en su día hace 50 o 60 años, y fíjate lo que es ahora. San Clemente está ahora en su propio camino.

¿Qué se puede hacer para potenciarla entre los lorquinos y visitantes? ¿Alguna propuesta?

Viene al hilo de lo anterior. En Lorca sabemos todos las fiestas que tenemos. Sabemos que cuando llega marzo-abril huele a Semana Santa. Sabemos que cuando llega septiembre huele a Feria. Y sabemos que cuando llega noviembre huele a castañas y a San Clemente. Otro asunto diferente es que por las razones que sean les prestemos más atención o menos a unas que a otras. Tiene que ver con la identificación, creo. Es más fácil y lógico que alguien se sienta identificado con una fiesta que tiene casi 150 años de historia que con una que tiene 30. Lo que se necesita para potenciarla es seguir cumpliendo años en esta dinámica positiva y que la gente se vaya acostumbrando. Mi propuesta es la paciencia. Dentro de 50 años estoy seguro que San Clemente tendrá una potencia descomunal entre los lorquinos, y si ahora el 23 de noviembre suben seis mil personas al castillo, dentro de otros 30 años subirán el doble. Tanto como para lorquinos como para visitantes, es importante que conozcan que esta fiesta es Historia de Lorca, nuestro pasado. Conocerlo ayuda a conocernos a nosotros mismos como lorquinos y al visitante a descubrir las costumbres y tradiciones de otro lugar.

¿Qué esperas de las fiestas de San Clemente  de este año?

Primero, no espero, sino que rezo para que no llueva, porque parece que hay amenaza. En segundo lugar, espero que el desfile siga aumentando el nivel de espectacularidad con el que viene acostumbrando en los últimos años y la Avenida se siga llenando de público. Y espero, más bien confío, en que podamos superar este año la cifra de entorno a las seis mil personas que suben en San Clemente al Castillo. En definitiva, espero todo lo que sea sumar y potenciar la festividad, y más ahora que estamos inmersos con la Declaración Turística Nacional. En este sentido, el lunes 26, un día después de finalizar el programa de fiestas, la Asociación Juvenil sigue trabajando, no descansa, y comenzaremos a pensar ya en el cartel de 2019, que será presentado en Madrid en la Feria Internacional del Turismo (FITUR).

Unas palabras para animar a los lectores de Periódico El Lorquino  a que disfruten de estas fiestas de nuestra ciudad.

No se puede dar la espalda a nuestro pasado. Las fiestas de San Clemente cuentan 775 años de historia de Lorca, desde el 713 hasta 1488, de los cuales más de 250 fueron como frontera entre la Media Luna y la Santa Cruz, desde el comienzo de la dominación musulmana por medio de los bereberes, pasando por la influencia de las familias judías de Abendanno, Leví y Aventuriel, hasta llegar a la conquista cristiana, comenzando por Alfonso X y terminando con los Reyes Católicos. El único valor que tiene la Historia es recordarla, y la nuestra San Clemente la recuerda durante 10 días de noviembre desde hace 32 años. Y sumando, pese a todo. Vívanla y déjense llevar por la niebla, las castañas y las antorchas.



Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Más de Entrevistas

To Top