Conecta con nosotros

Los sueños de un lorquino en la arena de Baku

Deportes

Los sueños de un lorquino en la arena de Baku

MVBT_BCN-7

L.Z. | El murciano Fran Tomás afronta los I Juegos Europeos en Bakú (Azerbaiyán) con ganas y buenas sensaciones, tras obtener un gran resultado en el campeonato de Barcelona. Junto a su compañero dentro y fuera del campo, el asturiano César Méndez, tratará de alcanzar el sueño de todo deportista de élite: un pase a los próximos Juegos Olímpicos 

En julio de 2006 un jovencísimo lorquino, Fran Tomás, saltaba a las pistas de vóley en Eslovenia dispuesto a comerse el mundo en su primer Europeo Sub18. Hoy, nueve años después, afronta lo que probablemente sea el reto más importante de su carrera deportiva: los I Juegos Europeos que se celebran hasta el próximo día 28 de junio en las lejanas tierras de Bakú.

Tanto Fran como su pareja en el campo, César Méndez, son conscientes de la dificultad de la prueba, y más aún de la magnitud del objetivo que se proponen, que no es otro que la clasificación para los Juegos de Río. Más allá de la evidente complicación que supone para cualquier deportista clasificarse para unos Juegos, en Bakú se encontrarán con problemas añadidos. “Va a ser fundamental tener suerte en la fase de grupos”, reconoce Tomás en una entrevista concedida a Avance Deportivo, “y la clave será mantener el side-out, porque al final es lo que te da el juego”. A esto hay que sumar las altas temperaturas que caracterizan al país caucásico, con el mercurio oscilando entre los 20 y los 35 grados, y el hecho de que sean los primeros Juegos Europeos: ni ellos ni el resto de parejas conocen bien el sistema de competición, y eso puede jugar en su contra.

Sin embargo, cuentan con armas suficientes para afrontar el desafío. Llevan ya una semana en tierras azerbaijanas, aclimatando su cuerpo y su mente al desafío que se les viene encima. Ellos aseguran que no acuden a esta cita europea pensando en medallas, “porque para ganarlas primero hay que jugar”. En lugar de eso, prefieren centrarse en cada partido, “y todo lo que llegue, si es bueno, mucho mejor”.

Tras cinco años jugando juntos, se conocen como pocos, y reconocen que eso juega a su favor. “Somos amigos dentro y fuera de la arena”, asegura Tomás, “y eso se nota”. Tras infinidad de situaciones de tensión, nunca han discutido: saben que una buena comunicación es clave, y hasta ahora les ha funcionado.

Tras una intensa temporada, en la que han disputado ya dos Opens, saben que este año no será como los demás: es un año de clasificación olímpica, y eso se nota. “Este camino es largo, es duro, pero hay que tener paciencia, seguir intentándolo, resistiendo”, dice Menéndez, a la par que Tomás apostilla que siguen trabajando “con muchas ganas y con mucha ilusión”.

Con todo, tras quedar cuartos en Barcelona ante parejas que juegan en el circuito mundial y europeo, saben que pueden hacer algo grande. Inmersos en plena temporada y con varios torneos aún por disputar, Tomás tiene claro que quiere llegar “lo más lejos posible”. En este caso, de Lorca al Olimpo.

Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más de Deportes

To Top