Conecta con nosotros

Un Picasso no es un coche

Cultura

Un Picasso no es un coche

Hablar de Pablo Picasso es hablar de la pintura del siglo XX, pues estamos mencionando a uno de los mayores y más personales pintores que ha habido en la historia; pasando por varias etapas a lo largo de su larga carrera, se convirtió en uno de los creadores del cubismo y de algunas de las mayores obras maestras de la historia.

PICASO

EL LORQUINO 25-10-2015 Nació en Málaga un 25 de octubre de 1881, hace 134 años (ni más ni menos), aunque pronto se mudaría a La Coruña, donde empezó a pintar con increíble realismo e hizo su primera exposición a los 13 años. Primordiales serían las visitas que haría el joven Picasso al Museo del Prado de Madrid, donde se impregnaría principalmente de la
pintura de Velázquez o el Greco.

Unos años después la familia iría a Barcelona, lo que marcaría definitivamente al artista. En la ciudad condal comenzaría a visitar el conocido restaurante Els Quatre Gats, que es donde se reunían los artistas y bohemios de la época. Allí se impregnaría del vanguardismo, el modernismo catalán y el anarquismo que pululaba por los habituales
de aquel lugar. Sería en ese mismo local, en 1900, donde realizaría su primera exposición importante. Después, iría alternando su residencia entre Barcelona, Madrid y París, cambiando entre ellas en repetidas ocasiones, hasta que en 1904 se instalaría en París definitivamente; sin embargo, seguiría visitando Barcelona eventualmente.

Empezaría su época rosa donde se nota un cambio importante en su pintura, de menor realismo y centrada en temas circenses. Si hay algo que caracterizó a Picasso fue el ser uno de los creadores del cubismo junto con Georges Braque; el punto de partida sería el famoso cuadro Las señoras de Aviñón, dotando a la pintura de una expresividad y una esquemática nunca antes vista; cuadros que presentaban los más diversos temas a modo de collage.
Años después, pues su evolución sería constante, el cubismo dejaría de ser importante y su obra se fue acercando al surrealismo. En 1937 pintaría la que sería su obra más conocida, el Guernica. Un simbólico lienzo que representa en una gama de blancos, negros y grises, el brutal bombardeo sobre la ciudad de Guernica por la Legión
Cóndor en plena Guerra Civil.
Este cuadro, debido al régimen franquista, tuvo que estar custodiado en Nueva York y otros países extranjeros, hasta su regreso a España en 1981, ocho años después de que Pablo Picasso muriera en 1973. Visitó el artista las cuevas de Altamira en cierta ocasión, y tras ver entusiasmado los dibujos de nuestros antepasados, dijo algo que dejaba patente que su mente no trabajaba igual que la nuestra: “Después de esto, todo es decadencia”.

Y por eso, hoy, 134 años
después de su nacimiento, podemos decir “con la boca llena” que en España nació uno de los mayores referentes de la pintura mundial. ¿Uno sólo? Nos referimos a la del siglo XX, claro, y sin olvidarnos del extravagante Dalí. Y aunque este humilde y sencillo artículo no llegue a reflejar su grandeza y temperamento, por lo menos hará que le
recordemos. 

GUERNICA


Redacción: Fernando Cabrera. Periódico EL LORQUINO. 


 

 

Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más de Cultura

To Top