Conecta con nosotros

ENTREVISTA A PEDRO SOSA: “El PSOE es poco de fiar sin un contrapeso importante a su izquierda”

Entrevistas

ENTREVISTA A PEDRO SOSA: “El PSOE es poco de fiar sin un contrapeso importante a su izquierda”

Pedro Sosa es Concejal por IU-Verdes desde el año 2007 y tras varias legislaturas en la Oposición se enfrenta una vez más al juicio democrático de las urnas este domingo, 26 de mayo.

Padre y luchador nato, se ha convertido en uno de los mejores conocedores de los problemas de los lorquinos, ya que durante 12 años los ha vivido de cerca. Pero estas Elecciones son diferentes a todas las que se ha enfrentado antes, tras la entrada en el panorama político de nuevos partidos y actores. En esta entrevista le preguntamos sobre varios temas a dos días de que los lorquinos ejerzan su derecho a voto.

Pedro Sosa es más que de sobra conocido por todos los lorquinos. ¿Qué esperas de las Elecciones de este próximo Domingo?

Espero que sean unas elecciones de cambio y no de continuidad y que los lorquinos voten con “memoria”, comparando programas, comparando trayectorias, comparando trabajo y comparando candidaturas. Nosotros hemos hecho un esfuerzo por presentar a los lorquinos esas cuatro cosas. Otros las han escondido confiándolo todo a una marca. Como si un logotipo pudiese gobernar.

Lo que sí tenemos claro es que los lorquinos han visualizado a los concejales de IU como gente honrada,  luchadora y cercana, que se implica profundamente en resolver problemas grandes y pequeños, y sabemos que eso va a tener recompensa el domingo.

Por otro lado es una evidencia que el cambio sólo puede venir por la izquierda, porque el bloque de la derecha, que en Lorca incluye a 5 partidos, parece una “jaula de grillos” ingobernable. Que nadie piense que Ciudadanos o VOX son votos de cambio. Porque al final, si suman, pactarán para que siga gobernando el PP y para que todo siga igual.

Y luego, dentro del bloque de la izquierda, también tenemos claro que cuanto más equilibrio exista entre el PSOE e IU, mucho mejor. Nosotros, por desgracia, conocemos al PSOE de las mayorías absolutas en Lorca: el que quería urbanizar las costas de Calnegre, el de los convenios urbanísticos que han vaciado las arcas municipales, el que privatizó el servicio de agua potable para que ahora nos lleguen unos recibos a casa que son un atraco al bolsillo de los lorquinos, el amigo de los poderosos empresarios del sector del ladrillo, el que pactaba con el PP el urbanismo de Lorca… El PSOE es poco de fiar sin un contrapeso importante a su izquierda por parte de IU.

Hay que votar con memoria.

Desde que tomaste posesión en el 11 de octubre del año 2007 ha llovido mucho. ¿Qué balance haces y qué se espera de IU y de tu persona estos próximos años?

El balance es positivo.  Estos años han sido para mí una escuela gigantesca que me ha acercado hasta el último rincón de Lorca y en los que he podido conocer personas extraordinarias de todos los colores. No hay que hacer ninguna distinción ideológica a este respecto. Presumo de haber hecho amigos de todos los partidos. Tendremos discusiones ideológicas o puntos de vista distintos, pero el respeto ha estado presente casi siempre, salvo alguna desgraciada excepción.

Eso sí, lo mejor ha sido resolver problemas de la gente, la sensación del trabajo bien hecho y la satisfacción de ver que con tus gestiones han ayudado a tus vecinos. Unas veces para cambiarle la bombilla a una farola en una calle oscura de los cabezos que llevaba años apagada y otras asesorando legalmente a resolver un expediente de devolución de las ayudas del terremoto. Nuestro grupo municipal ha estado abierto a todo el mundo y han sido cientos los ciudadanos y los colectivos sociales y vecinales que han pasado por allí.

Pero es más fácil cambiar las cosas desde el gobierno que desde la oposición, y por ello pido el voto a los lorquinos. No los hemos defraudado ejerciendo la oposición y no lo haremos desde el gobierno.

Estos últimos días se ha criticado mucho tu postura en contra del Centro Comercial y de la pérdida de vida en el centro de la ciudad. ¿Qué opinas que algunos vean esto como una postura extremista?

No me consta que se me haya criticado mucho por lo que dice. En cualquier caso estoy abierto a todas las críticas. Pero aquí hay dos modelos y hay que optar. La población de Lorca es la que es y sus posibilidades de consumo están limitadas a su capacidad salarial, que por cierto es muy escasa por la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los trabajadores con la crisis y las reformas laborales.

Yo entre los comerciantes locales conocidos y cercanos a sus clientes y las franquicias de las grandes marcas, me quedo con los primeros. Y yo un centro de Lorca y unos barrios vivos, con tiendas, ocio, cines y hostelería no lo hubiese cambiado nunca por un centro comercial incrustado en el campo de Lorca. Me parece de locos que en el siglo XXI tengamos que coger el coche y hacer ocho kilómetros para ir al cine o llevar a nuestros hijos a una bolera.

El modelo de las islas comerciales apartadas de las ciudades es energéticamente ineficiente, poco ecológico, despuebla los centros históricos y es insolidario con los comerciantes locales.

Otra de las polémicas que dejó el pasado Gran Debate de las Elecciones Municipales de Lorca, organizado por este medio, fue la de usar la expropiación como herramienta rápida para cambiar el tan abandonado casco histórico. ¿Nos puedes explicar mejor la propuesta de IU en este sentido?

Hay gente que confunde la expropiación con la incautación. La expropiación es una herramienta constitucional que recoge nuestra ley de leyes en el artículo 33. Y cuando hay causas justificadas de utilidad pública e interés social se abre un procedimiento expropiatorio, que inicialmente es negociado con el afectado, en el que siempre se indemniza al propietario con el valor del bien, o con el justiprecio posterior si no se llega a un acuerdo. La actual Ley de Expropiación forzosa no una creación de los bolcheviques, es una Ley de 1954, en pleno franquismo, que, con retoques, aún sigue en vigor.

Y lo que está también claro es que las leyes de Patrimonio Histórico Español y de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia están para ser cumplidas. Y esas leyes establecen un “deber de conservación” a los propietarios de inmuebles históricos que en el caso de Lorca no se está cumpliendo. Y esas mismas leyes prevén la expropiación de estos bienes, mediante su indemnización, en caso de incumplimiento de esos deberes de conservación.

A nadie debería parecerle extremista que un político exija que se respeten las leyes y la Constitución, que, por cierto, en su artículo 46 también exige a los poderes públicos que garanticen la conservación del patrimonio histórico y cultural cualquiera que sea su titularidad.

El casco histórico de Lorca se cae a pedazos, tras cuarenta años de desidia y responsabilidades compartidas de los gobiernos locales del PSOE y del PP, y el Ayuntamiento que salga de las urnas el próximo domingo tiene que ser valiente para afrontar con urgencia una rehabilitación integral del mismo. Para mi es algo inaplazable y además es un factor estratégico para el desarrollo de nuestra ciudad.

Un candidato de VOX en -Lorca Debate- calificó al Barrio San Cristóbal como “Cubo de Basura”. Tu eres rabalero de corazón y alma, ¿cómo calificas esta polémica y qué propuestas pone sobre la mesa IU para evitar que esta zona de la ciudad se sienta marginada y abandonada?

Los rabaleros nos hemos sentido insultados con ese comentario. San Cristóbal es un barrio humilde de trabajadores honrados y una extrema derecha creada por un tipo como Abascal que no ha dado palo al agua en su vida y que ha vivido sólo de subvenciones, fundaciones y chiringuitos autonómicos, no va a venir a insultarnos. Nos apena cada voto que la extrema derecha pueda sacar en los barrios. Los trabajadores ni pueden, ni deben confiar en un partido de señoritos que nos harían retroceder cien años en materia de derechos.

Lo que si es cierto es que mi barrio, y otros barrios de Lorca, necesitan mayores atenciones públicas. Respondiendo a su pregunta tenemos un programa específico de medidas para el barrio de San Cristóbal que toca todos los palos. El fomento del empleo, con la creación de una escuela taller; la educación con la eliminación del distrito único y la atención especial a los colegios del barrio; la sanidad con el retorno del servicio de Urgencias, la Universidad con la ampliación de los títulos; la regeneración urbana con actuaciones puntuales e integrales; el bienestar social con trabajadores sociales a pie de calle detectando problemas; la seguridad ciudadana con policías de barrio y video-vigilancia antivandálica; proponemos alternativas de ocio juvenil, lucha contra lacras sociales como el alcoholismo, las drogas o las casas de apuestas; nuevas zonas verdes y áreas deportivas… y así un montón de medidas más que llegan hasta a promover la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de nuestra Plaza de la Estrella, que es un ícono entrañable para todos los que somos rabaleros.

Se lo preguntamos a todos los candidatos y a ti no iba a ser menos. ¿Qué podemos hacer para que todas las pedanías se sientan más unidas con la ciudad de Lorca y tengan los mismos derechos y servicios que esta?

Una primera medida, que ya se utiliza en municipios como Murcia y Cartagena, es lo que se llama “desconcentración de competencias”. Hay que empoderar a los habitantes de las pedanías para que gestionen sus intereses públicos, y hay que hacerlo con unas reglas claras plasmadas en un Reglamento que reparta recursos e inversiones en todos los territorios de Lorca de manera justa y ordenada. Las inversiones en uno u otro sitio no pueden depender del criterio de un concejal o de un Alcalde, sino de unas reglas preestablecidas.

Por otro lado la figura del Alcalde Pedáneo tiene que legitimarse mediante el voto directo de los vecinos. Tenemos que acabar con la elección a dedo por parte del Alcalde de Lorca sin contar con el parecer de quienes viven en barrios y pedanías.

Y además vamos a crear una vicealcaldía de pedanías, un concejal delegado del Gobierno Local dedicado exclusivamente a servir a los ciudadanos que allí residen.

¿Crees que Lorca debe seguir dependiendo de vivir del sector servicios y del primario en los próximos años o debe apostar por otras vías de crecimiento?

El modelo productivo de Lorca y de la Región de Murcia es el mayor problema que tenemos, porque además condiciona y genera otros muchos. Es un modelo que se asentó en Lorca desde la época de la doctrina Solchaga, aquel famoso ministro del PSOE que dijo aquello de que “España es el país del mundo donde más rápido puede hacerse uno rico”. La receta de aquel PSOE de derechas era simple: desmontar la industria en España (reconversión industrial la llamaron), especular con los recursos invirtiendo en ladrillo y en humo y convertir a España en un país de camareros y trabajadores del campo. Aquí en Lorca se asentó esa doctrina con mucha fuerza, y empezó un proceso de desindustrialización que a lo largo de los años fue acabando con buena parte de nuestro sector secundario: curtidos, textil, cemento. Trabajos todos ellos relativamente bien remunerados que han sido sustituidos por empleos precarios y sueldos miserables. Y eso pasaba en Lorca al tiempo que las inversiones productivas dieron paso a las inversiones especulativas. Un desastre en toda regla que fue planificado por quienes nos han gobernado a todos los niveles.

Y con ese relato, no debe extrañarnos en absoluto que Lorca esté mandando a la emigración europea a nuestros jóvenes más formados que aquí no encuentran alternativas laborales, y recibiendo inmigración africana o latinoamericana para trabajar en la agricultura intensiva del plástico.

Es evidente que urge cambiar el modelo productivo, reindustrializar el municipio, confiar en nuestros recursos, el sol entre ellos, para obtener energía limpia, poner en valor el capital humano y profesional de nuestra juventud, luchar contra toda economía negra o sumergida y hacerla aflorar,  dejar de castigar a los autónomos y a los pequeños empresarios con cuotas e impuestos inasumibles, atraer inversiones productivas y desterrar para siempre a los pájaros de la inversión especulativa. Ese es el camino.

¿IU se abrirá a pactos con otros partidos si los resultados del 26 de mayo así lo piden?

Nosotros hablamos con todo el mundo, salvo con aquellos que no respetan los derechos humanos y que quieren acabar con los derechos de la mujer. A partir de esa premisa tenemos una hoja de ruta que empieza por poner encima de la mesa el famoso: “programa, programa, programa”. Es verdad que nuestro programa está más cerca del PSOE que de la derecha y que será más fácil pactar por la izquierda, pero sin que nadie se crea que hemos venido a la política a ser muletilla de los demás.

Por ultimo, cómo conseguirá IU-Verdes que los jóvenes se queden en Lorca y no se vayan a otras localidades cercanas como Águilas o Murcia.

El mayor problema de los jóvenes no es que se tengan que ir a Águilas o a Murcia, es que ante la falta de perspectivas laborales y vitales acaban exiliados económicamente en Berlín, en Dublín, en Londres o en cualquier ciudad europea. Pero como imagino que te refieres al ocio y a la oferta cultural de Lorca, es cierto que Lorca es un desierto en esta materia. Como ya he dicho antes hay que revitalizar la ciudad, rehabilitar el casco histórico y llenarlo de vida con un plan de vivienda joven que repueble el corazón de la cuidad, y buscando herramientas políticas que compatibilicen el ocio con otros derechos igualmente protegibles.

La oferta cultural debe multiplicarse, diversificarse y dirigirse a todos los colectivos y públicos, y deben retornar eventos como aquellos festivales de rock que pusieron a Lorca en el mapa de la juventud española.

Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Más de Entrevistas

To Top