Conecta con nosotros

Una veintena de detenidos en Mula por tráfico de drogas, robo con fuerza, blanqueo de capitales…

Mula

Una veintena de detenidos en Mula por tráfico de drogas, robo con fuerza, blanqueo de capitales…

Se ha detenido a una veintena de personas, entre ellos dos menores, como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, tráfico de drogas, robo con fuerza, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales

En los 13 registros efectuados se han incautado distintos tipos de drogas y efectos relacionados con la actividad ilícita esclarecida

Han sido desmantelados cuatro puntos de venta de drogas en viviendas y otro en un local de ocio

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Levi’, ha desarticulado una organización criminal asentada en Mula, que estaba dedicada al tráfico de cannabis y cocaína y que distribuía las sustancias estupefacientes a través de cuatro puntos de venta en viviendas y otro en un establecimiento público, todos ellos desmantelados.

Las actuaciones se iniciaron el pasado año 2018, cuando efectivos de la Benemérita especializados en Policía Judicial detectaron que dos grupos de personas, que interactúan entre sí, estaban creando cierta alarma social entre los vecinos del municipio mulero, por su presunta vinculación a la venta de diversas drogas a consumidores finales, no solo vecinos del municipio, sino también de otras localidades cercanas.

Las primeras pesquisas permitieron constatar que los sospechosos se encontraban, presuntamente, tras la actividad delictiva investigada, y que las sustancias ilícitas con las que traficaban eran marihuana, resina de hachís y cocaína.

Al parecer, las drogas se distribuían a cualquier persona que las demandase, detectando que muchos de sus clientes eran menores de edad que acudían a pie, con cierta asiduidad, a los domicilios utilizados por la organización desmantelada como puntos de venta. También se verificó la venta de drogas en algunos colegios de la localidad, para lo que empleaban además a miembros de ambos clanes, también menores de edad.

Los principales puntos de venta se encontraban en el barrio medieval de la ciudad, lo que dificultaba cualquier intento de investigación y control de sus actividades, ya que está conformado por lugares de complicado acceso, como calles peatonales, escalinatas, etc., con lo que desarrollaban sus ilícitas actividades con cierta sensación de impunidad.

Los guardias civiles constataron que se trataba de dos núcleos familiares diferenciados, aunque con vinculaciones ‘comerciales’ entre ellos. Uno de los clanes tenían sus principales puntos de distribución de drogas en dos lugares: una vivienda en la zona antigua, bajo el castillo, y una discoteca también en la localidad.

Por otro lado la investigación también se centro en un conocido delincuente, integrante del otro grupo familiar, que interactuaba con el primero. Este popular traficante distribuía, presuntamente, la droga entre menores de edad a través de un local público de Mula y de su domicilio, ubicado también en un lugar de difícil acceso de la localidad, ya que no se puede llegar con vehículos de cuatro ruedas.

La Guardia Civil estableció un amplio dispositivo de vigilancia sobre los sospechosos, en las inmediaciones de los puntos de distribución de drogas, que permitieron constatar la actividad ilícita relacionada con el tráfico de drogas.

Paralelamente se desarrolló una investigación sobre el patrimonio de los sospechosos que puso en relieve que los ingresos totales de éstos diferían significativamente del volumen de gastos que afrontaban y del nivel de vida que tenían.

Fruto de la investigación se pudo concretar la configuración del grupo criminal investigado, el método para adquirir la cocaína y la identidad del proveedor de la misma, tratándose de un ciudadano colombiano afincado en Mula.

El proveedor de drogas se abastecía en distintos lugares de la capital madrileña, hasta donde se desplazaba utilizando la novedosa red de viaje vehículo particular compartido, los cuales completaba con viajes en distintos medios públicos de transporte, como autobús, taxi, etc.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, a finales del pasado año, se llevó a cabo la explotación de la primera fase de la operación con un amplio dispositivo compuesto por alrededor de un centenar de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Mula.

En esta primera fase se efectuó la entrada y el registro de doce inmuebles, todos ellos en Mula, que se saldaron con la incautación de una importante cantidad de drogas dispuesta para su venta al menudeo y plantaciones indoor de Cannabis Sativa, otros efectos relacionados con el tráfico de drogas, vehículos y una escopeta de caza sustraída, entre otros, y con la localización y detención de la mayoría de los sospechosos.

En febrero de este año, la Guardia Civil desarrolló la segunda fase de la operación, al detectar un nuevo viaje a Madrid del proveedor de drogas de los clanes, por lo que se establecieron dos dispositivos policiales de vigilancia en Murcia y Mula que permitieron localizar al sospechoso de regreso de un viaje para la adquisición de droga. Los investigadores hallaron un “doble fondo” en la maleta que portaba en la que ocultaba más de medio kilo de cocaína presentada en roca de gran pureza, por lo que fue detenido. En el registro efectuado en el domicilio de este último se hallaron indicios relacionados con el tráfico de drogas.

Finalmente se ha detenido a una mujer, también vecina de Mula, que se dedicaba a la distribución al menudeo de parte de la cocaína que venía procesando el citado proveedor de nacionalidad colombiana.

La investigación sobre el grupo criminal se centraba también en el blanqueo de capitales, a fin de proceder al decomiso judicial de los bienes muebles e inmuebles que puedan ser imputados como procedentes de las actividades ilegales de tráfico de drogas que venían realizando los investigados.

Con el desarrollo de la operación, la Guardia Civil ha desmantelado un grupo delictivo dedicado al tráfico de cannabis y cocaína, con la detención de una veintena de personas, dos de ellos menores de edad, a los que se les atribuye la presunta autoría de los delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, robo con fuerza en las cosas, blanqueo de capitales y defraudación fluido eléctrico.

Droga y efectos incautados

En los registros y demás actuaciones la Guardia Civil se ha incautado de 65 kilos de cannabis sativa en cogollos, una plantación de con más de 250 plantas de marihuana, más de medio kilo de cocaína de gran pureza, 6.000 euros en efectivo, básculas de precisión, cinco turismos (algunos de alta gama) y una motocicleta, aparatos tecnológicos, dos armas blancas y los útiles necesarios para el cultivo de la marihuana, entre otros. Además se ha recuperado una escopeta de caza sustraída en una casa de campo de Mula.

Seis arrestados en prisión provisional

Los detenidos de nacionalidad española, boliviana y colombiana, de entre 27 y 68 años, así como dos menores de edad, vecinos de Mula y algunos de ellos con antecedentes por delitos similares, la droga aprehendida, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes. El Juzgado de Instrucción de Mula (Murcia) ha ejercido la dirección judicial de la operación y ha decretado el ingreso de la mayor parte de los arrestados.


Fuente: Ministerio del Interior


 

Redacción de Periódico EL LORQUINO Noticias.

Más de Mula

To Top